Debes entregar el coche limpio y el conductor te lo debe regresar lo suficientemente limpio para que lo puedas usar sin inconveniente y poder revisar que no tenga daños estéticos. 

¿Encontró su respuesta?